Control de accesos, ¿Qué es y para qué sirve?

Un control de accesos es un sistema automatizado a través del cuál se impide que una persona ingrese a un lugar sin identificación previa de algún tipo. La identificación se puede hacer por datos biométricos o a través de dispositivos electrónicos, como por ejemplo, una tarjeta.

Un sistema de control de acceso tiene tres funciones principales:
• Autenticación: permite la identificación de una persona o vehículo que quiere ingresar a determinado lugar.
• Autorización: gracias al software del sistema  realiza las comprobaciones y envía la orden de abrir o no un acceso.
• Trazabilidad: permite obtener un listado de las personas que accedieron a determinado lugar.

Tipos de control de accesos según el sistema de identificación

control de accesos con tarjeta
control de accesos reconocimiento de matricula

Sistema de proximidad: se utilizan tarjetas u otros objetos que al acercarlos a la terminal inicia la autenticación.

Sistema biométrico: se basan en el reconocimiento de una característica física de la persona que solicita el acceso para que pueda ser verificada de forma automática e instantánea. 

Control de acceso térmico y reconocimiento de mascarilla: la cámara térmica escanea la temperatura corporal y reconoce el uso de mascarilla (dependiendo del equipo). En el caso de tener temperatura o no utilizar el barbijo se niega el acceso.

Reconocimiento de matrícula: controlan el acceso mediante la identificación de la persona, el vehículo o ambas.  Los vehículos pueden ser identificados por tarjetas o por matrícula.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *